Una tormenta deja al menos tres muertos y miles de evacuados en Cuba e inundaciones en Miami

Las precipitaciones están asociadas con una «potencial» tormenta tropical formada con los remanentes del huracán Agatha, que dejó un saldo de al menos nueve fallecidos en México hace unos días

Al menos tres muertos, un desaparecido y miles de evacuados han dejado las fuertes lluvias que azotan desde el viernes el occidente y centro de Cuba, según los datos preliminares ofrecidos este sábado por las autoridades.

La tormenta también ha llegado hoy sábado a la península de Florida (EE.UU.) han causado importantes inundaciones en el sur del estado, especialmente en el centro de la ciudad de Miami.

Esta peligrosa tormenta es producto de los remanentes del huracán Agatha, que dejó un saldo de al menos nueve fallecidos en México hace unos días.

En Pinar del Río, la provincia más occidental de Cuba, una persona murió al caer en un río crecido y otra está desaparecida, mientras que 4.480 han sido evacuadas y 11 zonas permanecen incomunicadas, informó la Presidencia en Twitter.

«El acumulado promedio es de 57,5 milímetros de agua y los mayores (lluvias) fueron en la Isla de la Juventud (203), Pinar del Río (174); y Matanzas (125)», añadió la fuente.

Las fuertes lluvias afectan también a La Habana donde hasta el momento se han reportado 61 derrumbes, 60 de ellos parciales y uno total, que afectó a nueve familias (20 personas), detalló el portal web oficial Cubadebate.

«También murieron dos personas en la capital cubana debido a un derrumbe y un accidente, se ha refugiado a 445 personas en alrededor de 80 centros de evacuación y otras 1.914 se autoevacuaron en casas de familiares o amigos», según la publicación que cita al coordinador del Gobierno de La Habana, Orestes Llanes.

La presente temporada de ciclones tropicales en el Atlántico será muy activa

La presente temporada de ciclones tropicales en el Atlántico (oficialmente del 1 de junio al 30 de noviembre) será «muy activa», según el Instituto de Meteorología de Cuba.

El centro especializado prevé la formación de hasta 17 ciclones tropicales, de los que nueve podrían alcanzar la categoría de huracán. De ellos, estiman, hay un 85 % de probabilidades de que uno afecte a Cuba.

La última ocasión en que un huracán de grandes dimensiones afectó al país fue en 2017, cuando Irma recorrió la costa norte de la isla de oriente a occidente, dejando 10 muertos y pérdidas materiales valoradas oficialmente en 13.185 millones de dólares.

Vientos de 65 kilómetros por hora (40 m/h) en Florida

Las intensas lluvias que deja la potencial tormenta tropical que tocó tierra este sábado en la península de Florida (EE.UU.) han causado importantes inundaciones en el sur del estado, especialmente en el centro de la ciudad de Miami, donde las imágenes muestran automóviles flotando por sus calles.

Situada en la parte «sucia» del sistema, donde más lluvias y vientos hay, la zona sureste de Florida ha registrado en las últimas horas fuertes y persistentes precipitaciones debido a esta tormenta que este sábado cruzará la península.

En su boletín de las 8.00 hora local (12.00 GMT), el Centro Nacional de Huracanes de EE.UU., con sede precisamente en Miami, alertó de que la tormenta podría dejar hasta 38 centímetros de acumulación de agua en algunos puntos del sur de Florida. Esto provocará, advirtieron, «considerables inundaciones» en zonas urbanas.

Coches atrapados en calles totalmente anegadas

Y así está siendo. Imágenes de medios locales muestran un buen números de coches en medio de calles totalmente anegadas del Downtown y de Brickell, el centro financiero, de Miami.

Similar situación se vive en calles de Miami Beach, donde varios vehículos fueron abandonados por sus propietarios durante la noche al verse incapaces de continuar su camino en medio del agua.

El mal tiempo ha afectado el tráfico aéreo y se registran ya un

9 % de cancelaciones en las salidas en el aeropuerto Fort Lauderdale y del 3 % en el de Miami, donde también sufren demoras, según la web especializada FlightAware.

El sistema, que no se espera que se confirme como tormenta tropical hasta que se organice en las cálidas aguas del Atlántico en los próximos días, genera ya vientos de 65 kilómetros por hora (40 m/h), el mínimo para ser considerado oficialmente una tormenta tropical.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.