Islas Caimán alerta por creciente arribo de cubanos y dice que su sistema de atención a migrantes puede colapsar

Las autoridades de Islas Caimán aseguran que están experimentando algunos de los niveles más altos de migración irregular de cubanos en la historia reciente y esperan que esta tendencia se mantenga en alza.

El Comité de Migración Masiva de esta nación anunció esta semana que las políticas para el manejo de migrantes irregulares están actualmente bajo revisión por las serias implicaciones financieras, operativas y de infraestructura que encierra el creciente arribo de cubanos.

Actualmente, hay 173 inmigrantes cubanos bajo custodia del Servicio de Control de Aduanas y Fronteras (CBC) y el Comité de Migración Masiva de las Islas Caimán.

“Las Islas Caimán experimentaron una crisis migratoria masiva en 1994, con la llegada de aproximadamente 1.100 inmigrantes cubanos en un período relativamente corto. Con el creciente número de inmigrantes cubanos irregulares que están llegando ahora a nuestras costas, la situación tiene el potencial de colapsar nuestros servicios, lo que podría crear desafíos de seguridad nacional”, dijo el director de CBC, Charles Clifford.

En abril de 2015, el Gobierno de Islas Caimán firmó un Memorando de Entendimiento con el Gobierno de la República de Cuba en materia migratoria. El nuevo Memorándum introdujo cronogramas acordados para el intercambio de información entre los dos Gobiernos que acortarán el tiempo entre la llegada y la repatriación de los migrantes cubanos. Además de garantizar que los migrantes puedan regresar con sus familias sin demoras indebidas, los tiempos de respuesta más breves reducirán los costos que implica alojar a los migrantes durante un período más prolongado. Sin embargo, el proceso de repatriación a veces se retrasa debido a desafíos legales y durante los últimos dos años la frontera de Cuba estuvo cerrada debido a la pandemia de COVID-19. Cuba ha reabierto recientemente su frontera.

El comunicado oficial del CBC

 enumera los altos costos asociados con la custodia, el cuidado y la repatriación de migrantes irregulares, incluidas las demoras en recibir la autorización de repatriación del Gobierno de Cuba, las demoras en el proceso de apelación y la provisión de necesidades especiales de alojamiento (por ejemplo, para familias, niños y mujeres embarazadas), y medidas excepcionales de seguridad.

La información oficial recuerda que la Ley de Control de Aduanas y Fronteras (Revisión de 2022) establece disposiciones para gestionar el proceso de asilo, incluido el proceso de solicitud inicial, los protocolos de protección de refugiados, las apelaciones ante el Tribunal de Apelaciones de Protección de Refugiados (RPAT) y los delitos de refugiados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *